El Gobierno y la CNMC buscan extremar el control para que se cumpla la rebaja del IVA a los alimentos

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha anunciado este lunes que su departamento trabaja, junto a Agricultura y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en “afinar y reforzar” los instrumentos para que la bajada del IVA a los alimentos llegue de forma efectiva a los ciudadanos. El cumplimiento de ese descuento, llamado a aliviar la carestía de los comestibles —subieron un 15,3% en noviembre, y este viernes se conocerá el dato de diciembre—, ha sido cuestionado por organizaciones de consumidores como Facua, que ha denunciado ante la CNMC a siete supermercados por no trasladar por completo la reducción a los lineales.

La ministra ha pedido que el esfuerzo de los españoles para contribuir a aliviar la situación de las familias golpeadas por la inflación —al recaudar menos las arcas públicas— debe redundar en una mejora de su situación. Es decir, que los precios han de relajarse, y en ningún caso aumentar los ingresos de las empresas de distribución. “Estamos siguiendo muy de cerca el despliegue de estas medidas”, ha dicho Calviño.

La vicepresidenta ha recordado cómo en la primera parte de este año han eliminado medidas “controvertidas” como la bonificación de 20 céntimos por litro de carburante a los conductores particulares, una rebaja a la que se acusó de promover el consumo de combustibles fósiles y no ser redistributiva. Y al contrario, han extendido otras como la gratuidad del transporte público o la citada rebaja del precio de los alimentos “muy orientadas a proteger el bolsillo de las familias españolas”.

En el último paquete de medidas para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania y el incremento de precios se incluyó a partir del 1 de enero de este año la rebaja del IVA del 10% al 5% para el aceite y la pasta y la eliminación del IVA del 4% que se aplica a todos los alimentos de primera necesidad, entre ellos el pan o la leche.

Agilizar los fondos europeos

Calviño ha comparecido esta tarde junto al comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, con el que se reunió previamente. Entre los mensajes que le ha trasladado, la vicepresidenta remarcó la petición de España de que se aceleren las ayudas del Plan de Recuperación, del cual España debe recibir más de 160.000 millones de euros entre subvenciones y préstamos. El Ejecutivo ya ha tratado días atrás ese tema con la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, y busca aprovechar la revisión en marcha del marco legal de ayudas de Estado para que España pueda beneficiarse de la agilización de las entregas, especialmente en el caso de los PERTE.

Además, Calviño informó de que tiene previsto convocar en las próximas semanas una conferencia sectorial con las comunidades autónomas para recoger sus aportaciones a la adenda al Plan de Recuperación que el Ejecutivo prepara para enviar a Bruselas. El texto, según la ministra, buscará impulsar la industrialización y la autonomía estratégica en cinco dimensiones: energética, agroalimentaria, industrial, tecnológica y digital.

Breton elogia a España por moderar la inflación

El comisario Breton, por su parte, elogió la evolución de la economía española, a la que alabó por haber cerrado 2022 con la inflación más baja de los 27 y un fuerte crecimiento —superior al 5%, según el Gobierno—. “5,8% de inflación es mucho para los ciudadanos, pero ha sido la mejor de la clase […], hay otros países donde ha sido del 10, 15 o 20%”, señaló.

El político francés explicó que la Comisión Europea trabaja en fórmulas para nivelar el terreno de juego en un entorno en que las ayudas de Estado dentro y fuera de la UE amenazan con desequilibrarlo, beneficiando a los que tienen más músculo financiero. Especialmente preocupantes son las ayudas de Washington a su industria de vehículos eléctricos, por lo que Bruselas dialoga con la Casa Blanca para que los fabricantes europeos no salgan perjudicados.

También se refirió a las reuniones que mantendrán mañana en Bruselas varios comisarios con representantes de la plataforma china TikTok, muy popular entre adolescentes y jóvenes. En su caso, no participará en los encuentros, aunque sí tendrá una videollamada el 19 de enero con sus responsables. Breton advirtió de que deberán adaptarse a las leyes europeas. “Son muy protectoras con los ciudadanos e incluyen la transparencia de su algoritmo”, afirmó sobre las reglas comunitarias.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECÍBELO

Source: elpais.com