AMLO pide a Biden y Trudeau “terminar con ese olvido, abandono y desdén hacia América Latina”

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Actualizado

México acoge una nueva edición de la Cumbre de Líderes de Norteamérica en la que se alcanzan acuerdos en migración, narcotráfico y comercio

Biden, AMLO y Trudeau, en Ciudad de México.
Biden, AMLO y Trudeau, en Ciudad de México.NICOLAS ASFOURIAFP

Medio centenar de manifestantes se congregaron este martes a las puertas del Palacio Nacional de la capital mexicana para denunciar la política migratoria en la región mientras que, dentro de la sede del Gobierno, los tres presidentes de América del Norte, Andrés Manuel López Obrador, Joe Biden y Justin Trudeau, mantenían una reunión trilateral en el marco de la X Cumbre de Líderes de Norteamérica. Los Three Amigos coincidieron en la necesidad de seguir fortaleciendo la integración regional y anunciaron varios acuerdos en materia de migración, cambio climático, comercio, salud y lucha contra el tráfico de armas y narcóticos. El contenido de los acuerdos alcanzados fue adelantado por la Casa Blanca en un comunicado.

Después de batir un nuevo récord de llegada de indocumentados a la frontera de EEUU, con 2.76 millones durante el 2022, la migración ha sido uno de los temas que han marcado la agenda de la Cumbre. Para atajar la crisis, los tres socios han acordado “mejorar la coordinación y abordar las causas profundas de la migración irregular“. El objetivo final pasa por agilizar los sistemas de procesamiento de asilo para que, aquellos quieran migrar de manera segura y legal, puedan hacerlo sin depender de las mafias, ni quedarse atrapados durante meses en la frontera, mientras que los que lleguen de manera irregular, puedan ser expulsados rápidamente.

Para ello, se ha anunciado la creación de un nuevo centro de coordinación en el sur de México que contará con inversión de los tres países y “un fuerte apoyo del sector privado”. También se va a poner en funcionamiento una plataforma virtual “para brindar a los migrantes un acceso simplificado a vías legales”. Finalmente, los acuerdos no contemplan ningún compromiso respecto a la propuesta migratoria de López Obrador: la creación de un programa de ayudas e inversiones que ayude a mejorar las condiciones de vida en los países emisores de migrantes. La semana pasada, el Gobierno de Biden anunció la entrega de 30.000 permisos humanitarios mensuales para migrantes venezolanos, cubanos, nicaragüenses y haitianos, una medida que busca paliar los efectos del Título 42, una medida heredada de la administración de Donald Trump que avala las expulsiones en caliente bajo el amparo de la emergencia sanitaria del covid-19.

“Si estamos más seguros, trabajaremos mejor juntos”, aseguró Biden el lunes, durante la cumbre bilateral EEUU-México. Preocupado por la epidemia de fentanilo que golpea a su país, el presidente estadounidense reclama a sus vecinos del sur un mayor compromiso en la lucha contra el narcotráfico, mientras que López Obrador, por su parte, también demanda esa misma vigilancia para evitar el tráfico de armas desde el otro lado de la frontera. El líder mexicano defendió la necesidad de acelerar la integración económica y comercial de todo el continente como alternativa para dejar de depender del mercado asiático: “es el momento de terminar con ese olvido, abandono y desdén hacia América Latina y el Caribe”.

En este sentido, los Three Amigos acordaron fortalecer las cadenas de suministro en América del Norte y organizar este año un foro sobre semiconductores para “aumentar la inversión en la estratégica industria de alta tecnología”. En materia de lucha contra el cambio climático, se alcanzaron compromisos para reducir las emisiones de metano del sector de residuos sólidos y aguas residuales “en al menos un 15% para el 2030”. Tras el encuentro trilateral, Joe Biden tiene previsto regresar a Washington, mientras que el canadiense Trudeau mantendrá este miércoles una reunión con López Obrador para poner el broche final a esta X Cumbre de Líderes de Norteamérica.

Source: elmundo.es