El juez del caso Acuamed pregunta a Anticorrupción si modifica sus peticiones por la reforma de la malversación

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Actualizado

Joaquín Gadea plantea que con la bajada de las penas la investigación ya no tendría que tramitarse como un sumario, como había pedido la Fiscalía

Un cámara toma imágenes de la entrada de Acuamed en Valencia durante el registro ordenado en 2016.
Un cámara toma imágenes de la entrada de Acuamed en Valencia durante el registro ordenado en 2016.BIEL ALINO

La rebaja de las penas de la malversación ha empezado a repercutir en causas de corrupción. El juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso Acuamed, Joaquín Gadea, ha pedido a Anticorrupción que ajuste su última petición en la causa a la reforma que entra en vigor esta semana.

En concreto, el magistrado solicita a la Fiscalía que revise su petición del pasado 29 de noviembre de tramitar el asunto como sumario, la vía reservada a delitos que conllevan penas por encima de los nueve años de prisión. Ese requisito se cumplía indudablemente con la regulación hasta ahora vigente del delito. Sin embargo, a partir del jueves ciertos tipos de malversación en los que los fondos públicos no se dirigen al enriquecimiento personal o de terceros conllevan penas mucho más reducidas. En estos, las investigaciones ya no se tramitarían como sumarios, sino de forma más ágil como procedimientos abreviados.

“Esta nueva norma”, dice el juez, “contempla la reforma del artículo 432 del Código Penal, modificando además de su contenido los límites penológicos. […] Lo cierto es que la reforma podría suponer una revisión del escrito del fiscal en la medida en que sería necesario dar nuevo traslado a los efectos de valorar si procede o no la transformación a sumario”.

En el auto del pasado 29 de diciembre, el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción Número 6 pide a la fiscal del caso, Inmaculada Violán, que indique si, “a las vista de las reformas introducidas por la LO 14/2022 de 22 de diciembre, mantiene la solicitud de transformación a sumario”.

La petición a la Fiscalía se incorpora al auto en el que el juez Gadea prorroga otros tres meses la instrucción de un caso que se abrió en 2015. En la causa se investigan actuaciones corruptas en torno a la empresa pública estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed), que supuestamente aceptó comisiones millonarias de constructoras a cambio de adjudicaciones infladas entre los años 2007 y 2014. El centro de la operación Frontino de la Guardia Civil fue Arcadio Mateo, ex director general de Acuamed.

Adjudicación fraudulenta de obras

La Audiencia investiga presuntos delitos de malversación, fraude, cohecho, falsedad, prevaricación, tráfico de influencias, pertenencia a organización criminal y maquinación para alterar el precio de los concursos públicos.

El juzgado se centra en la presunta adjudicación fraudulenta por parte de Acuamed de obras a una decena de compañías y en la falsificación de certificaciones y liquidaciones para aumentar significativamente las cantidades que recibieron las adjudicatarias de los contratos del organismo público.

Source: elmundo.es